El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Miércoles 27 de Enero de 2010

La subida del IRPF reduce el poder de compra a 1,4 millones de pensionistas

Madrid.- Cerca de 1,4 millones de pensionistas están comprobando estos días que a final de mes van a cobrar menos que en diciembre pasado a pesar de la subida del 1% de la actualización de la prestación. La respuesta hay que buscarla en la supresión de la deducción fiscal de los 400 euros para las rentas de trabajo que entra en vigor en este mes. Se trata de la subida de impuestos más importante de la Historia ya que el Gobierno pretende recaudar más de 5.000 millones de euros. La deducción de los 400 euros fue la promesa decisiva de Zapatero para ganar las elecciones en 2008. En su conjunto, esta supresión afectará a más de 11 millones de trabajadores y jubilados, que verán reducida su nómina a fin de mes a causa del aumento de las retenciones fiscales a cuenta del IRPF. Las delegaciones de Hacienda, de Trabajo y las dependencias de la Seguridad Social y de los sindicatos se han anegado estos días de consultas de los pensionistas tras recibir una carta del ministro de Trabajo que les comunicaba la cuantía de su pensión en 2010. Para su sorpresa, a pesar del incremento del 1% de la pensión a cuenta del IPC de este año, las cuantías netas son inferiores al mes pasado. Es el ejemplo de J. L., un pensionista al que hace un año Celestino Corbacho le comunicó también por carta que iba a cobrar a partir de enero 1.062 euros una vez aplicada la revalorización general de entonces (2%, es decir, 20,82 euros), más una compensación por la desviación de la inflación en 2008. Se le efectuó entonces una retención por IRPF del 4,3% y cobró en neto 1.016 euros al mes. Sin embargo, ahora, un año después su pensión bruta se queda en 1.072 euros tras la revalorización del 1%. Y, después de la supresión de los 400 euros anuales, la retención fiscal que le resulta es del 6,8%. Con ello, la paga neta al mes se reduce en 17 euros. Por tanto, en líquido cobrará al mes 999 euros frente a los 1.016 de diciembre. Además, se tiene que olvidar de la paga de compensación (el Gobierno la catalogó de paga extraordinaria) que se recibía en enero porque la subida de su pensión en 2009 fue superior al IPC registrado. De cualquier forma, la cifra del millón y medio largo de pensionistas afectados es importante porque se trata de la mayor de los que podían aplicarse esta deducción al tener cuota suficiente de 400 euros. Y hay al menos otros 2,4 millones que se deducían por debajo de esa cifra al no disponer de cuota suficiente por obtener unos ingresos más bajos. Ahora, la deducción se mantiene para esos tramos bajos, pero la fórmula progresiva por la que ha optado el Gobierno reducirá aún más la cantidad que ahora recibían. La mayor parte de los jubilados, unos 4,8 millones, no recibía nada porque no paga impuestos por el juego de las deducciones. En general, por tramos de renta, la supresión de la deducción de los 400 euros es para todas las nóminas de asalariados y pensionistas por encima de 12.096,26 euros (bases imponibles de hasta 8.000 euros). Pero los que estén entre 12.096,27 y 15.645,49 euros (bases imponibles entre 8.000 y 12.000 euros) podrán optar a esa deducción progresiva (de 1 a 399 euros). Los que ganen menos de 8.000 euros no podrán disfrutar de la deducción porque no disponían de ella al no pagar impuestos. El aumento de la retenciones será de 33,33 euros mensuales por cada nómina que tenía derecho a los 400 euros en su totalidad si cobra en 12 pagas o de 28,57 euros si es 14 mensualidades. Por tanto, la actualización de las retenciones se comerán la subida salarial de este año. Esto quiere decir que cuando más necesita la economía que se active el consumo, los trabajadores tendrán pérdida neta de poder adquisitivo. Y además, en julio sube el IVA. Un jubilado que ingresaba en diciembre 1.016 euros netos cobrará en enero 999 (El Mundo 27/01/2010)
Asesoría Compostela

© 2019 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal