El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Lunes 26 de Febrero de 2007

La caixa concederá microcréditos sin aval

Hace unos días, el BBVA anunció la creación de una fundación para conceder microcréditos en Latinoamérica. Ahora es La Caixa, la que prepara para abril el nacimiento de su filial, MicroBank de La Caixa, con la que impulsará el apoyo económico a personas desfavorecidas que antes canalizaba a través de la Obra Social. La entidad continuará con los microcréditos (pequeños préstamos a personas sin recursos) pero irá más allá. MicroBank, que se apoyará en las oficinas de La Caixa, ofrecerá hasta 25.000 euros a proyectos interesantes, pero sin requerir avales bancarios. Han sido muchos meses de trabajo, pero el proyecto ya ha entrado en la recta final y cuenta con el visto bueno del Banco de España. Los ejecutivos de La Caixa ultiman los flecos para presentar en sociedad un banco sin oficinas propias dedicado sólo a financiación de proyectos sociales. La entidad presidida por Ricardo Fornesa separará las actividades puramente bancarias con las de MicroBank de La Caixa, que tienen vocación social y que no reportarán beneficios financieros. El vehículo será la ficha del Banco de Europa, fundado por Carlos Ferrer Salat y comprado (tras su crisis) por La Caixa en junio de 1995. El nuevo banco, 100% de la entidad catalana, estará fuera de la Obra Social y se dedicará a cuatro negocios diferentes. El primero de ellos será asumir la actual actividad de la Obra Social, que tiene concedidos unos 2.130 microcréditos por valor de 30 millones. Es decir, cada operación tiene un montante medio de 14.000 euros. La caja no concede directamente los créditos, ya que lo hace a través de diferentes entidades sociales, como ONG. Éstas le presentan proyectos de personas que ellos conocen que están en situaciones de marginalidad y La Caixa estudia su viabilidad. Los que considera viables, los financia. La morosidad en esta actividad es 10 veces superior a la de la entidad financiera y alcanza el 6%. Carecer de garantías La segunda actividad será la más novedosa. Se centrará en personas no totalmente excluidas del sistema financiero, como inmigrantes o parados, pero que carecen de garantías (nóminas estables o avales) con los que obtener créditos. En este caso los clientes serán aquellos que han sido rechazados por las oficinas, pero que tienen proyectos capaces de generar autoempleo con una actividad productiva. La entidad denomina estos productos como microcréditos financieros y su importe máximo será de 25.000 euros. Para evitar que MicroBank tenga muchos gastos, no contará con oficinas propias, sino que se apoyará en las de La Caixa. Esta filial también recibirá la ayuda de la Obra Social, que será la que asuma los gastos del departamento de estudio, análisis, seguimiento y tutela de los proyectos, una de las partidas más costosas del proceso. La entidad calcula que con esta ayuda se podría poner en marcha pequeños negocios que exijan hasta unos 30.000 o 40.000 euros de inversión. La Caixa no oculta que confía en que la mayoría de estas personas podrían ser futuros clientes de la entidad financiera. Esta actividad pretende promocionar el tejido empresarial de las pymes, que son el 90% del total. Esta idea está en sintonía con lo que piden algunas comunidades autónomas y la Unión Europea. Pero el banco tendrá dos actividades más. Con el fin de ayudar a encontrar empleo a personas excluidas, podría realizar préstamos para pagar cursos de formación en cualquier tipo de oficio o en actividades tecnológicas. Por último, y todavía en fase de estudio, podrían realizar algún tipo de asistencia económica para personas que, por diferentes razones, tienen muy difícil encontrar empleo. La Caixa no descarta, una vez que con los años se haya desarrollado el banco, crear productos financieros específicos, aunque con una filosofía diferente en su rentabilidad. Las cajas, pioneras Un grupo de cajas de ahorros, alrededor de una docena, han sido pioneras en el campo de los microcréditos. En los últimos cuatro años las cajas han concedido 4.116 microcréditos por 46 millones. El importe medio es de 9.000 euros, lo reciben mayoritariamente mujeres inmigrantes y se dedica a pequeños negocios del sector servicios. El tipo de interés está entre el 3,4% y el 6% y la tasa de morosidad va desde 0,13% hasta el 7%. A finales del año pasado, estas entidades formaron la Red Española de Microfinanzas, presidida por Antonio Claret García, que ocupa el mismo cargo en Caja Granada. La función de esta Red es promocionar esta actividad para lo que realizan cursos de formación e intercambio de información de las mejores prácticas. Entre las cajas dedicadas a esta actividad hay dos modelos diferentes. Por un lado, los que cuentan con una fundación que es la que realiza los préstamos con sus fondos. Otras entidades conceden microcréditos a través de su red de oficinas, aunque con criterios sociales. La BBK es un modelo especial ya que los microcréditos quedan dentro del balance de la entidad, aunque los criterios de gestión del riesgo son sociales y, por tanto, diferentes del resto. (El País 26/02/2007)
Asesoría Compostela

© 2021 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal