Notice: Undefined index: boot in /home/asesoriacompostela/www/sistema/object.php on line 70

Notice: Undefined index: menu in /home/asesoriacompostela/www/sistema/object.php on line 70
Asesoria Compostela

El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy


Notice: Undefined index: esnoticia in /home/asesoriacompostela/www/application/views/articulo.php on line 27

Lunes 25 de Abril de 2011

Facenda mantendr el impuesto de sucesiones por la cada de los ingresos

La Consellería de Facenda mantendrá, al menos un año más, el impuesto de sucesiones, uno de los tributos transferidos a las comunidades y que la mayoría de las autonomías tratan de eliminar en la práctica utilizando las competencias que la normativa les confiere. En el caso gallego, además, la supresión de este impuesto fue una de las promesas con las que el PP ganó las elecciones en marzo del 2009. La presión para la retirada del tributo también llega desde asociaciones empresariales y profesionales.

Carlos Rodríguez, director xeral de Tributos, explica las razones técnicas, que han llevado a Facenda a mantener el impuesto: «En el 2009 se hicieron estimaciones para eliminarlo, pero no salían los números por el déficit fiscal heredado. En el 2010 volvimos a estudiar la cuestión, pero la reclamación por parte del Estado de los anticipos también lo desaconsejó». La Xunta ha pedido un aplazamiento de las liquidaciones negativas de esos anticipos, por los que este año Galicia debe reintegrar 115 millones de euros. «Hay voluntad política -insiste Carlos Rodríguez-, pero la evolución de la recaudación lo desaconseja por ahora; seguiremos estudiándolo».

Galicia ingresó en el 2010 a través del tributo de sucesiones 170 millones de euros, según el primer balance. Con los datos ya cerrados de ejercicios anteriores, la recaudación aumentó un 9% respecto al 2009, después de dos ejercicios de caídas sucesivas. El problema no está tanto en la evolución de los ingresos por esta tasa como en la merma del conjunto de la recaudación. El peso relativo de lo recaudado a través de este tributo en el total de los ingresos era del 16,5% en el 2007 (cuando además se alcanzó el máximo de recaudación por sucesiones). El porcentaje bajó al 9% y volvió a repuntar el año pasado.

«Aunque en la práctica la base imponible se ha reducido casi a nada y va camino de suceder como con el IAE [impuesto de actividades económicas], estamos en el momento de equilibrar los presupuestos y no parece que eliminarlo sea la mejor decisión ahora», opina José María Mollinedo, del sindicato de Técnicos de Hacienda.

«En cualquier caso, no tenemos competencia directa para eliminar el impuesto», subraya Carlos Rodríguez, «podemos trabajar en la línea de buscar una deducción mayor hasta una cuantía a pagar nula, está en cartera en cuanto la situación mejore».

Con el horizonte de la supresión del impuesto por ahora lejano, las reclamaciones de los empresarios se centran en reducir «el rigor» con el que se aplica la norma. «La inspección se ha centrado en formalismos, se retuerce la interpretación de la ley con el único objetivo de recaudar más», se queja Alberto Fernández, delegado en Galicia de la Asociación Española de Asesores Fiscales.

 

Las valoraciones

La norma en vigor data del 2008. La aprobó el bipartito e incluye bonificaciones del 99% para las transmisiones entre ascendientes y descendientes (se paga por el 1% del valor de lo transmitido) y una rebaja de los tipos de interés para la tributación. «Fue un avance -indica Fernández-, pero en paralelo se han ido subiendo las valoraciones, es decir, la tasación del bien que se hereda». Cree que esta circunstancia «es contraria al espíritu de la ley, que promueve transmisiones pacíficas, y obliga a muchos a endeudarse para pagar el impuesto».

Desde Facenda, Carlos Rodríguez responde: «No se han cambiado los criterios de valoración. Lo que sí han aumentado ha sido el número de comprobaciones y liquidaciones».

«Si cada vez se destinan más medios a esta tarea de inspección, no vemos por ningún lado la voluntad política de cumplir una promesa electoral», apunta Alberto Fernández. Ante lo que califica de «estrangulamiento financiero» por la caída de la recaudación general, el Gobierno gallego puso en marcha un plan «para intensificar las actuaciones de comprobación tributaria en los dos impuestos, transmisiones patrimoniales y sucesiones, sobre los que tiene competencia», señala Rodríguez. «Se hacen más -agrega-, pero no de un modo diferente».

Facenda reconoce que se han adelantado las liquidaciones, y que si antes el plazo medio era de 4 años, ahora está entre un año y medio y dos años y medio «para tratar de anticipar ingresos».

La Xunta indica que las obligaciones financieras con el Estado le impiden tomar esa medida.

 

(La Voz de Galicia, 25/04/2011)

Asesoría Compostela

© 2024 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal