El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Martes 5 de Abril de 2016

Los inquilinos con contrato de alquiler prorrogado podrán seguir deduciéndolo

 No todo son alegrías en la campaña de la renta que arranca mañana. Aunque la aplicación de la reforma fiscal se traducirá en una rebaja de los tipos del IRPF con carácter general y se mejoran algunos beneficios fiscales, como el de los donativos, hay también cambios a peor, especialmente en lo que se refiere a la fiscalidad de los alquileres.

Hasta la entrada en vigor de la reforma, todos los contribuyentes con bases imponibles inferiores a 24.107 euros podían deducirse en su declaración de la renta un 10 % de la renta anual satisfecha al propietario de la vivienda. Sin embargo, como antes ya se hiciera con la desgravación por hipoteca, el Gobierno decidió eliminar este incentivo fiscal, que se suprimió para todos los contratos firmados a partir del 1 de enero del 2015.

Pero, ¿qué pasa con los anteriores? La propia reforma recoge, en una disposición transitoria, que los inquilinos que hubiesen suscrito un alquiler antes del fin del 2014 pueden seguir deduciéndoselo en la declaración hasta que expire el contrato, incluso cuando este se prorrogue sucesivamente acogiéndose a las cláusulas recogidas en el acuerdo. Así lo acaba de aclarar la Dirección General de Tributos en una consulta vinculante en la que explica la diferencia, a efectos fiscales, entre la prórroga y la renovación del contrato.

La duda la plantea una contribuyente que alquiló un piso en noviembre del 2013, por un período inicial de un año, aunque con la posibilidad de estirarlo hasta tres, de acuerdo a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que también permite seguir prorrogando el contrato de forma anual si no media comunicación en contrario por parte del dueño con 30 días de antelación al vencimiento. La inquilina plantea al fisco sus dudas sobre si, prorrogado el contrato, este sigue generando derecho a la deducción. Y la respuesta de Hacienda es que sí: «La consultante tendrá derecho a la deducción por alquiler durante los períodos impositivos en los que, como consecuencia de su prórroga, se mantenga la vigencia del contrato». Y es que, aunque se prorrogue, el contrato sigue siendo el mismo que se firmó con anterioridad a la reforma fiscal, como explica Carlos del Pino, delegado del gabinete de estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales en Galicia.

Otra cosa, explica el fisco, es que se decida suscribir un nuevo contrato de arrendamiento, aunque sea para la misma vivienda (por el cambio en las condiciones del mismo, por ejemplo la renta). En ese caso, si la renovación es posterior al 1 de enero del 2015 «no tendría derecho a la aplicación de la deducción» desde el momento de la firma del nuevo alquiler.

La deducción por alquiler es una de las principales bonificaciones fiscales en la declaración de la renta. En el 2013, el último ejercicio fiscal del que hay datos, se aplicaron la desgravación estatal casi 880.000 contribuyentes, un 4,6 % del total, que recuperaron más de 362 millones de euros, unos 412 por cabeza de media.

En Galicia, se acogieron a ella 48.124 declarantes, a los que el fisco les reintegró casi 16 millones de euros, aunque el reparto per cápita es inferior (329 euros).

Desgravación autonómica

En el caso de la comunidad, hay también una deducción autonómica por alquiler para menores de 35 años que ingresen menos de 22.000 euros al año, que permite recuperar otro 10 % de la renta abonada por la vivienda, con un tope de 300 euros por contrato (si hay más de un titular con derecho a la bonificación, se reparte). A esta bonificación, que no se modifica, se acogieron 7.300 contribuyentes, que rebajaron su factura fiscal en 236 euros de media.

(La Voz de Galicia 05/04/2016)

Asesoría Compostela

© 2019 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal