El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Jueves 14 de Abril de 2016

Separados y parados sin prestación dejan de beneficiarse del cheque familia de 1.200 euros

 Según informa Gestha, el sindicado de técnicos de Hacienda, en la Declaración de la Renta 2015 se excluye el llamado 'cheque familia', una deducción de 1.200 euros en el IRPF, a algunos padres y madres separados o divorciados y a parados sin prestación.

En un comunicado, el sindicato recomendó que antes "de lanzarse" a confirmar el borrador de la Declaración de la Renta 2015 es "conveniente tener en cuenta la letra pequeña, especialmente cuando afecta a un tema tan sensible como las ayudas sociales o las deducciones".

Para tener derecho a la ayuda el padre o madre separado o divorciado debe tener la guarda y custodia no compartida de los dos hijos, pero además es "requisito indispensable" no tener derecho a percibir anualidades por alimentos del otro progenitor.

Desde Gestha indicaron que en la práctica totalidad de las sentencias judiciales que atribuyen en exclusiva la guarda y custodia al padre o a la madre se establece la obligación de pago por alimentos por parte del otro progenitor.

Esto supone, agregaron, que los padres o madres divorciados en casi ningún caso tendrán derecho a la ayuda, incluso aunque no estén cobrando las anualidades por alimentos por impago del otro progenitor, ya que simplemente por tener derecho a percibirlas no podrán gozar de la deducción.

Estas ayudas están dentro de lo que se denomina "impuestos negativos", es decir, devoluciones que realiza Hacienda sin haberse realizado una retención previa.

Para percibirlas, los contribuyentes pueden haberlas cobrado anticipadamente de forma mensual, con lo que habrían recibido 100 euros al mes o 200 euros si son familias numerosas especiales (aquellas con cinco o más hijos), o esperar a realizar la declaración de la renta y cobrarlas como deducción en la cuota diferencial.

Gestha estima que 253.000 serían las madres separadas o divorciadas con hijos menores que se quedarían sin la ayuda de 1.200 euros al año, a los que se unen otros 16.000 hombres que tienen la guarda y custodia en exclusiva y que tampoco podrán beneficiarse de esta ayuda.

Por otra parte, las personas sin ingresos y las desempleadas que hayan agotado todas las prestaciones están excluidas de estas ayudas fiscales por familia numerosa o discapacidad, lo cual, según Gestha, es un "contrasentido, ya que no se favorece a quienes más las necesitan, máxime en un momento en el que en España hay 1,57 millones de hogares con todos sus miembros en paro".

Por ello, los técnicos de Hacienda solicitan al próximo Gobierno que apruebe una norma retroactiva que permita a estos padres y madres separados percibir estas ayudas que por "lógica" les corresponderían.

Al mismo tiempo, piden que no se paralice ninguna devolución de renta ni se realice ningún requerimiento fiscal por esta circunstancia hasta que no se constituya un nuevo Ejecutivo que pueda adoptar una decisión firme al respecto.

Asimismo, el colectivo pide a las administraciones que las ayudas sociales se paguen solo a quienes realmente lo necesiten según el nivel de ingresos que tengan para evitar estas situaciones de desequilibrio que caracterizan al sistema fiscal español.

(El Mundo 14/04/2016)

Asesoría Compostela

© 2019 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal