El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Lunes 13 de Junio de 2011

Gómez reta a Bruselas y se niega a rebajar las cotizaciones sociales

El ministro de Trabajo se mostró ayer claro y rotundo. El Gobierno no acometerá los recortes que le exigió, esta misma semana, la Comisión Europea en materia de cotizaciones sociales. En una entrevista concedida al diario El País y recogida por Xornal de Galicia, Gómez dijo que “no es el momento” de llevar a cabo más ajustes.

“No. No es el momento. Tenemos importantes retos de protección social, un reto demográfico y un déficit importante”. Así zanjó Gómez la polémica con la Comisión Europea sobre la receta dada esta semana desde Bruselas de que bajar las cotizaciones sociales es el camino para España.

El ministro volvió a defender la introducción en la reforma de los expedientes de regulación de empleo (ERE) de la posibilidad de aducir pérdidas previstas transitorias para poder realizar un despido colectivo a 20 días. Gómez prefirió no entrar a valorar si se trata de un endurecimiento o no de la reforma laboral y justificó que “unas pérdidas transitorias, si tienen un volumen importante, pueden amenazar la viabilidad de una empresa”.

El alto cargo añadió que “ésa ha sido la advertencia del Consejo de Estado” y que a él le “parece razonable”. “No obstante, sigo prefiriendo que en situaciones de pérdidas temporales se opte por la reducción de jornada. Ese será el criterio de la autoridad laboral”.

LLAMADA DE ATENCIÓN A ROSELL

Además, Gómez señaló que cree que el presidente de la CEOE, Juan Rosell, debe “normalizar” la situación en la patronal tras la “discusión interna” surgida en su seno durante la negociación de los convenios y una vez se ha iniciado el debate tripartito de la contratación para buscar alternativas de empleo para los jóvenes, que el Gobierno quiere tener cerrado antes de que acabe el mes de julio en los debates del Congreso.

Más allá de las aspiraciones no satisfechas de la patronal en la reforma de los convenios, explicó el ministro, “da la impresión de que el terreno que ha perdido el señor Rosell está más bien en la discusión interna de su organización”.

Concretamente, Gómez consideró que la postura de máximos sostenida por la patronal madrileña CEIM durante las discusiones para la reforma de la negociación colectiva “es difícilmente compatible con el diálogo normal de los agentes sociales”, mientras que valoró el papel de Rosell como interlocutor ante los sindicatos, con los que, finalmente, no llegó a un acuerdo satisfactorio.

(Xornal.com, 13/06/2011)

Asesoría Compostela

© 2018 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal