El asesoramiento en manos de expertos

tiempo de hoy

Viernes 2 de Septiembre de 2016

La deuda hipotecaria de las familias, en su nivel más bajo en una década

 Cuando comenzó la crisis en 2007, las familias acumulaban una deuda hipotecaria (préstamos) por valor de 633.401 millones, que alcanzó su techo en julio de 2010 hasta los 680.760 millones. Según los datos del Banco de España, en julio de 2016 se situó en 551.932 millones. Se trata del saldo vivo más bajo desde septiembre de 2006 (549.376 millones).

De esta forma, esta deuda de lo que los hogares destinan a la compra de vivienda es ahora un 13% más baja que en 2007 y casi un 20% inferior a la que se registró en 2010. Es la consecuencia de la amortización paulatina de los créditos con la mejora económica y de su reducción ante la falta de demanda, sobre todo en los años más duros de la doble recesión. Aunque se percibe una cierta atenuación, los préstamos para la compra de vivienda en tasa interanual han descendido en julio un 3,1% (en más de 19.400 millones) frente al 3,6% de media de los meses anteriores. En tasa mensual la caída es del 0,14%.

Las hipotecas representan ahora el 76,8% de la cifra total de endeudamiento de los hogares hasta los 718.211 millones (10.539 millones menos que hace un año) frente a, por ejemplo, los 912.991 millones de noviembre de 2008 cuando alcanzó su techo. En julio de 2010, cuando la deuda hipotecaria logró su techo (esos 680.7621 millones), representaba el 84,3% del total de las deudas familiares, que llegó a 901.516 millones en ese mes. Lo que supone una reducción de ocho puntos porcentuales.

Por tanto, tres cuartas partes del endeudamiento financiero de los hogares corresponde ahora a las hipotecas. El resto del agujero se debe a los créditos para el consumo. Llegó a 166.279 millones, casi 5.000 millones que hace un año, y creció un 3,6% en tasa interanual, aunque en tasa mensual bajó en casi 6.000 millones (-3,8%). Estas cifras demuestran que las familias están destinando más dinero prestado para consumir que para invertir en el ladrillo.

Por su parte, el endeudamiento de las empresas alcanzó los 900.881 millones, casi 38.000 millones menos que hace un año. Se trata del saldo más bajo desde junio de 2006, pero se encuentra muy lejos del saldo de 1,1 billones de euros al comienzo de la crisis y del techo que se registró en abril de 2009 (casi 1,3 billones de euros). En tasa interanual el descenso es del 1,2%. De estas cifras, las empresas mantienen un endeudamiento con el exterior de 287.235 millones. Este saldo es inferior en 13.000 millones a los casi 300.000 millones de crédito foráneo de hace un año.

En todo caso, la financiación total a los sectores no financieros residentes en España bajó en julio un 1,4% anual. Los descensos fueron del 1,4% para las sociedades y de un 1,7% para las familias.Sin embargo, para las administraciones públicas, el único sector que sigue aumentando sus necesidades ininterrumpidamente para financiar la deuda sobre todo del exterior, aumentó un 4,7% (con datos de junio). Hasta este mes, la deuda financiera total de la economía española alcanzó los 2,7 billones con una tasa anual que crece a un ritmo del 1,1% como consecuencia de las necesidades crediticias de las administraciones ya que los demás sectores siguen su paulatino desapalancamiento.

(El Mundo 02/09/2016)

Asesoría Compostela

© 2021 Asesoría Compostela, S.L. - Todos los derechos reservados

Inicio| Archivo| RSS| Contacto| Nota Legal